10 consejos para refrescar el cerebro en el trabajo

Trabajar por mucho tiempo, dormir poco y producir mucho, son cosas que pueden hacer que tu cerebro termine por bloquearse en horas de oficina. A continuación, echa un vistazo a 10 consejos prácticos para refrescar el cerebro y conseguir mayor productividad.

1. Muebles de oficina

Tu espacio de trabajo debe ser un ambiente cómodo y saludable, lo que evita lesiones en la columna y rodillas. Compra una silla cómoda; pero no tanto como para que te dé sueño. También puedes optar por una mesa adicional que requiere que estés de pie.

2. No seas multitarea

Hacer varias cosas al mismo tiempo no es productivo, punto final. Alguien cuya atención se interrumpe continuamente entre tareas demora 50% más de tiempo para completarlas que alguien que hace cada trabajo por separado.

3. Utiliza todos tus sentidos

El trabajo es más motivador para tu cerebro y, por lo tanto, tu productividad mejorará cuando empleas todos tus sentidos. Para ello, utiliza bolígrafos y papeles de colores, escucha tus canciones favoritas y coloca objetos perfumados para alegrar el lugar.

4. No tomes demasiadas decisiones en un solo día

Tomar muchas decisiones en un solo día puede afectar los resultados de tu trabajo. Esto sucede porque la toma de decisiones puede sobrecargar las funciones ejecutivas del cerebro, sobre todo las áreas involucradas en el pensamiento abstracto, la planificación y el enfoque.

5. Haz intervalos

Tu cerebro puede necesitar un poco de tiempo para tranquilizarse a partir de bloques de 20 minutos de concentración. Es importante que hagas pequeños intervalos en que no pienses en otros asuntos para, después, volver a las actividades con mayor agilidad y enfoque.

6. Respeta tu ciclo circadiano

El ciclo circadiano es la manera como funciona el cuerpo a lo largo del día. Las personas que trabajan mejor por la mañana deben aprovechar este horario para completar las tareas más difíciles y dejar las automáticas para los períodos de menor productividad. Lo mismo vale para los otros de acuerdo con las características de su ciclo circadiano.

7. Relájate por 10 minutos

Cada 90 minutos tu cerebro pasa por el ciclo de alerta para la baja atención. Por tanto, busca una pausa de 10 minutos para relajarte y conseguir volver a la concentración, de forma que respetes el funcionamiento de tu cerebro.

8. Toma siestas

Una siesta en la tarde puede mejorar tus resultados en hasta un 20%. No obstante, no debes olvidarte de colorar una alarma, para no dormir demasiado.

9. Benefíciate de la naturaleza

Una caminata en el parque, una visión de los árboles por la ventana o estar en contacto con la naturaleza por medio de fotos también puede ayudar a tu cerebro a sentirse renovado y listo para una nueva carga de trabajo.

10. Toma vacaciones

Llevar al límite a tu cerebro puede derivar en problemas más serios. Por eso es importante que aprendas a respetarlos y a identificar el momento de parar y descansar. Si te sientes demasiado agotado o estresado, sin duda, puede ser una buena idea tomar unas vacaciones.

 

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com