10 formas sencillas de impresionar a tu jefe

Ya sea que estés buscando un trabajo o ya cuentes con un empleo fijo, a continuación te presentamos algunos consejos para construir una imagen sólida, creíble que dejará impresionado a tu jefe.

Impresionar a tu jefe no quiere decir que debas ser alguien adulador, por el contrario, es hacer que tu trabajo y postura profesional hablen de la mejor forma de ti. Adoptar la postura contraria de hacer elogios exagerados, por ejemplo – causa malestar a tus compañeros y puede ser motivo para que tu jefe te llame su atención.

A continuación te presentamos 10 consejos simples de cómo debes trabajar y presentarte en la empresa para impresionar a tu jefe:

Toma nota

Cada vez que tu jefe te llama para una conversación o reunión, lleva un cuaderno o un bloc de notas y lápiz. Esto demuestra que tomas las orientaciones y los temas discutidos en serio.

Revisa los trabajos

Si se toman las precauciones necesarias, con el simple hecho de prevenir problemas consultando tus trabajos, podrás evitar errores e imprevistos.

Sé leal

La lealtad es uno de los aspectos más importantes dentro de los equipos. Tu jefe quiere estar seguro de que estarás apoyando cuando lo necesite. Por eso, no comentes nada negativo acerca de tu jefe con tus amigos y compañeros de trabajo.

Llega temprano y vete tarde

Esto no debe ser un patrón normal de trabajo, pero debes demostrar la iniciativa de llegar más tarde o llegar más temprano cuando sea necesario.

Comunícate de manera profesional

Incluso si tienes un amigo que trabaja en otra empresa, comunícate con él de manera profesional especialmente por los e-mails, ya que nunca se sabe quién va a ver el mensaje o donde puede ir parar. De la misma manera, presta atención especial a los errores gramaticales y apellidos íntimos.

Sé organizado

Una mesa llena de papeles dispersos y mal organizados, con envases y otras cosas que deberían estar en la basura puede dar una mala impresión a tu jefe y ser una grave falta de respeto para las personas que trabajan contigo.

Revisa la gramática

Una de las principales quejas de los jefes son los errores gramaticales cometidos por sus subordinados en mensajes de correo electrónico, documentos importantes y blocs de notas. Evitar este tipo de error no es difícil, basta con revisar la gramática antes de oficializar un mensaje. Puedes hacer esto con programas en línea o en el propio Microsoft Word, si sabes utilizarlo.

Cuidado con el ego

No importa cuán insoportable o mal educado pueda ser alguien en tu trabajo, nunca debes reaccionar con la misma actitud. No importa la situación, mantén la educación y responde con cordialidad. Si hay algún problema, debes buscar resolverlo de manera formal.

Planea el cumplimiento de los plazos

No cumplir los plazos de entrega es un acceso directo para ser despedido y perder el respeto de tus compañeros y tu jefe. Cuando eres el encargado de un proyecto, planifícate para realizarlo con la antelación necesaria.

Comunícate

No dejes que los problemas estorben para hablar con tu jefe. Si te encuentras con dificultades, dudas o cualquier otra situación molesta, habla con tu jefe.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com