4 comportamientos que te pueden eliminar del proceso selectivo

Ser un buen profesional, o sea, alguien que trabaja bien, que genera resultados para la empresa, comprometido con sus tareas, que desarrolla a las personas y que tiene un historial impecable, puede no ser suficiente para lograr una reinserción laboral.

Hay algunos comportamientos que son difíciles de ser tolerados durante el proceso de selección. Esto es porque el proceso de selección es un momento donde debe existir la construcción de confianza entre la empresa que ofrece el puesto vacante y el profesional. Si alguno de los lados no puede ofrecer esta seguridad, la otra parte se encontrará muy incómoda.

Para que puedas entender más claramente los comportamientos que pueden minar tu credibilidad y evitar que una relación de confianza se establezca, vamos a citarlos a continuación:

1 – No cumplir con algo que se ha acordado

No asistir a la entrevista en la hora marcada, no enviar algún documento solicitado por el reclutador, no realizar una actividad durante la dinámica de grupo o no responder a las invitaciones del reclutador son algunos de los comportamientos que algunos candidatos tienen, a pesar de haber dado su palabra sobre la participación en el proceso selectivo.

Lamentablemente, no hay como ayudar a un candidato cuando demuestra esta falta de compromiso con el proceso de selección.

2 – No demostrar interés por la oportunidad

En un proceso de hunting, donde el reclutador te busca para ofrecer una oportunidad a pesar de que no tenga interés en reubicarte en otra empresa, tienes total libertad para expresar tu desinterés o molestias en escuchar la propuesta.

Sin embargo, cuando ves un anuncio de vacante y lo solicitas, el escenario es otro. Lo mínimo que se espera del solicitado es que esté interesado en el proceso, después de todo, todo se inició por una motivación de él. Y no hay nada más frustante para un reclutador que darse cuenta de que el candidato sólo es curioso y no se inmiscuye más allá.

3 – No incluir a la empresa en tus objetivos futuros

Ya sea por inocencia o por no tener objetivos de construir una relación de largo plazo con la empresa, algunos profesionales no pueden presentar a la empresa dentro de sus objetivos.

Esto puede deberse a que algunas personas simplemente no piensan en el futuro y tiene dificultad de presentar estas expectativas. Sin embargo, para el reclutador, esto puede parecer que el candidato no se ve en la empresa en el futuro. La sensación es de que el candidato busca resolver un problema inmediato con el logro del trabajo y no se preocupa por construir una relación sana y duradera con la empresa.

4 – Probar o juzgar al reclutador

Desafortunadamente, muchos profesionales no entienden las técnicas utilizadas en un proceso de selección y, a veces, interpretan negativamente alguna pregunta o comentario realizado por el reclutador.

Si tienes alguna sensación negativa sobre una pregunta del reclutador, guárdatela. Al final de la entrevista, di que agradeces la oportunidad pero que diste cuenta de que la empresa no cumple con tus expectativas. Actuar con ponderación es mejor que crear una situación de desgaste con el reclutador.

 

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com