4 pasos para decir a tu jefe que tienes problemas en el trabajo

Muchas personas tiemblan sólo de pensar en hablar con el jefe – especialmente cuando es para informar de algún problema, después de todo, surge ese miedo de no parecer lo suficientemente competente. Sin embargo, en algunas situaciones esto es necesario. Por ejemplo, cuando tienes dificultades en lidiar con un cliente complicado, se presenta un conflicto con algún compañero del trabajo o, incluso, te abruma la sensación de estancamiento en un proyecto determinado.

A continuación te damos algunos consejos importantes al respecto:

Averigua cuál es el mejor momento para hablar de esto con tu jefe

Hay una pregunta que debes plantearte a ti mismo antes de llevar el problema a tus superiores: ¿has intentado resolver el problema por ti mismo? Si no lo has hecho; entonces es aconsejable que antes pruebes con algunas soluciones. Así, la conversación será más productiva.

Si puedes resolver el problema por ti mismo, debes hacerte otra pregunta: ¿hay algo que tu jefe deba saber sobre esto? Por ejemplo, tal vez siempre tengas problemas en un momento determinado del flujo de trabajo, lo que puede significar que algo en la rutina debe ser revisado para que las cosas fluyan mejor. O, quién sabe, puede que tus superiores deban saber sobre ese conflicto que tuviste con un cliente importante.

4 pasos para decir a tu jefe que tienes problemas en el trabajo

¿Cómo presentar el problema?

Hay maneras de hacer esto para que la conversación sea productiva y efectiva. Estos son cuatro pasos importantes a seguir:

1. Contar con la información necesaria

Tu superior debe conocer todo lo que pasaste para ayudarte a resolver la cuestión. Por lo tanto, antes de marcar la reunión, asegúrate de contar con toda la información necesaria – como quien se encuentra involucrado en el problema; además, intenta conocer qué errores fueron los que llevaron a este punto. Cuanto más datos presentes, mayores serán las posibilidades de que consigas que tu jefe intervenga en esta situación.

2. Presenta una posible solución

Si hay algo que irrita a los jefes en general es el hábito de buscarlos con problemas sin siquiera tener alguna idea de cómo enfrentar la situación. Su papel en una empresa no es sólo el de cumplir con las tareas y responsabilidades del día a día, sino también el de resolver la adversidad de la mejor forma posible.

3. Reserva una reunión

Es muy probable que estés tratando con cualquier problema – sino, ni te preocuparías en llevar la cuestión a la jefatura. Por ello es importante el buscar un tiempo en la agenda de tu administrador; así tendrán el tiempo suficiente para conversar largo y tendido sobre el tema.

4 pasos para decir a tu jefe que tienes problemas en el trabajo

4. Guarda los consejos para la próxima vez

Después de que lleguen a una conclusión, es muy importante recordar cuál fue la respuesta y seguir adelante. Así, cada vez que te encuentres en una situación similar, sabrás lo que debes hacer sin necesidad de otro asesoramiento. Vale la pena recordar que esto no te quita la responsabilidad de informar a tus superiores sobre los problemas que surgen, aunque sólo seas tú el que se haya dado cuenta de ellos.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com