5 consejos para no ser inconveniente en el trabajo

Algunas actitudes pueden realmente molestar a tus compañeros de trabajo. En este artículo te presentamos algunos consejos para no ser un profesional inconveniente en tu empresa.

Si trabajas en un ambiente típico de oficina, es usual que compartas tu espacio con uno o más compañeros de trabajo; por lo que debes aprender a compartir el espacio y no ser molesto para el resto de tus compañeros. Esto significa que necesitas para aprender a lidiar con los otros; básicamente porque vas a pasar al menos ocho horas al día con estas personas, todos los días, todas las semanas. Con la convivencia, algunas actitudes pueden comenzar a ser inconvenientes. Así, para que no seas considerado como una persona inconveniente en el trabajo, echa un vistazo a algunas maneras sencillas y fáciles de hacer del lugar de trabajo un lugar más agradable, feliz y, así, evitar un drama innecesario:

1. Evita el perfume fuerte

No a todas las personas gustan de los olores fuertes, pero esta sugerencia es válida para hombres y mujeres. Recuerda que tu perfume no debe llamar demasiado la atención en tu trabajo. Te puede gustar mucho cierto perfume, sin embargo, puede estar causando, incluso, dolor de cabeza a tus compañeros. Sé respetuoso y piensa si te agradaría percibir el olor de un perfume demasiado penetrante todos los días en tu trabajo.

2. No escuches música demasiado alta

Si trabajas en ambientes cerrados, los auriculares son siempre la mejor manera de escuchar música. Hay varias personas trabajando en un mismo entorno, y no todos pueden trabajar con música demasiado fuerte. Por eso siempre es preferible escuchar música en un volumen que respete el espacio de cada profesional; y como te dijimos anteriormente, lo ideal es emplear audífonos.

3. Mantén limpio tu espacio de trabajo

Esto puede parecer extraño, pero la gran mayoría no puede ser organizada y mantener un ambiente de trabajo limpio. No se trata de coger todos los días una escoba para barrer la oficina, pero sí organizar tu mesa de forma que no entorpezca el rendimiento de los otros. Sólo tienes que mantener las cosas en orden y acabar con los excesos.

4. Organizar la cocina

Incluso puedes optar por almorzar en la oficina, pero una vez que utilizas la cocina, lo mínimo que tienes que hacer es dejarla como la encontraste. No sólo para mantener un ambiente limpio y agradable, sino también para mantener una buena apariencia con sus compañeros. Mantén lejos alimentos que huelen mal o que pueden causar molestias a tus compañeros, desechándolos correctamente.

5. No seas el chismoso de la oficina

Pasar información sobre terceros que no se sabe que es verdad, o aun cuando fuera real, no es agradable para nadie. Si sabes que hay alguien pasando por algún tipo de problema busca suavizar las situaciones que no resultarían apropiadas para todos tus compañeros. Conocer a varias personas es algo importante en cualquier trabajo, pero eso no significa que debas salir por ahí compartiéndolo todo. Guarda estas historias para ti, y no inicies problemas en la oficina.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies