5 formas de decir no en el trabajo

Decir no en el trabajo puede ser un auténtico desafío. Decir no es muy difícil para las personas en general, pero esto es mucho más notable en el entorno corporativo. Y esto es un gran error. Las personas tienen que aprender a decir “no”.

El miedo de negar puede llevar a problemas mayores. Existe una gran demanda para que el individuo esté siempre disponible. Muchas veces, esta demanda lleva al estrés, que puede causar depresión o crisis de pánico.

Pero, a pesar de ser muy importante aprender a rechazar solicitudes en el trabajo, la palabra “no” es agresiva. Por eso es necesario aprender a negar, sin causar un malestar en quien hace la solicitud.

Algunas estrategias a tener en cuenta antes de decir no en el trabajo

Piensa antes de responder

No todas las solicitudes o propuestas deben ser contestadas en el tiempo. A veces, tenemos oportunidad para reflexionar y decidir si deseamos aceptar o no.

Si te encuentras en una de estas situaciones, no tengas miedo de pedir tiempo para dar una respuesta después. Así, es posible decidir con mayor certeza y pensar en la mejor forma de negar, sin causar problemas.

Responde con una pregunta

Una de las formas de responder a la petición es devolver el pedido con una pregunta. Así, si estás sobrecargado y el jefe te pide que tomes más de una tarea, explícalo y describe los proyectos que estás llevando a cabo, preguntando, en consecuencia, cuál de ellas es la prioridad.

Presenta soluciones

Al negar, presenta otra solución para el problema. La gran dificultad de las personas es encontrar soluciones alternativas. El “no” seco se utiliza porque las personas no quieren tener el trabajo de pensar en alternativas. El “no” siempre debe venir acompañado del “pero” o del “sin embargo”.

Esto también es importante en la relación con los clientes, por ejemplo, cuando piden algo imposible o que está fuera de la capacidad de la empresa. En este caso, se puede responder: “No hemos podido servirle de esta manera, pero existen estas soluciones”, describiéndolas a continuación.

Sé directo y sincero

Sé directo, preguntando si alguien podría enseñarte o si es posible hacer un curso sobre el tema en el futuro; en caso de que tengas dificultades.

Dejar para después o, peor aún, mentir, sólo va a traer más problemas. No debes tener miedo de hablar o realizar la tarea si no te consideras preparado. El verdadero líder va a respetar eso.

Ten presente lo que cada persona representa para ti

En los casos de invitaciones para eventos sociales entre compañeros de trabajo, como un “happy hour” o fiesta de cumpleaños, puede surgir el miedo de cortar relaciones o de dar a los otros una imagen de antisocial. Según “El Libro del No” (Editorial Kier), de Susan Newman, si no quieres ir a un cumpleaños, puedes, por lo menos, participar con un poco dinero para el regalo o la fiesta.

Newman aconseja definir qué personas son importantes para tu posición dentro de la empresa y cuáles son consideradas, incluso, como amigas.

 

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com