Aprende a causar una buena impresión

No siempre es fácil lograr mostrar tu personalidad cuando conoces a alguien por primera vez; por ejemplo, en una entrevista de trabajo o en tu primer día de trabajo. Pero, ¿sabías que existen algunos trucos que pueden ayudarte a causar una buena impresión? Echa un vistazo.

Por mucho que te hayan dicho que no debemos juzgar a nadie por su apariencia, la verdad es que esta puede hacer una gran diferencia a primera vista. Ya sea a nivel personal o, incluso, profesional, lo ideal es que una buena impresión está a medio camino para despertar el interés en los demás. Por ello, aprende a causar una buena impresión con los siguientes consejos:

Sonrisa – Además de ser tu mejor tarjeta de visita, sonreír mientras hablas con alguien por primera vez puede hacer toda la diferencia. Pero, no sonrías inmediatamente, espere a que la persona se presente o, bien, después de unos minutos de plática. Esto va a hacer que la otra persona sienta que tu sonrisa fue genuina y exclusiva para ella, y no una obligación.

Confianza – A pesar de que durante una conversación es fundamental que todos estén de acuerdo con lo que se está diciendo; a veces, estar en desacuerdo, puede ser algo más positivo, pero siempre con argumentos bien fundamentados. Lo más importante es que puedas convencer a los demás con tus ideas; así como sentirte cómodo con lo que estás diciendo.

Utilidad – Haz que la otra persona se sienta útil para ti, esto es, pide un favor o algo prestado. Esta acción va a hacer que el otro sienta que le tienes confianza y, automáticamente, va a depositar más confianza en sí mismo.

Consejos para causar una buena impresión en la entrevista de trabajo

Consejos para causar una buena impresión en la entrevista de trabajo

Positivo – Como esta es la primera vez que se conocen y están juntos, opta por hablar sólo de cosas buenas. Durante la conversación siempre se pueden hacer algunas preguntas, de modo que reveles interés en querer saber más y conocer mejor al otro.

Memoriza – Memorizar el nombre del otro no siempre es fácil, pero lo ideal es que lo puedas hacer. Esto, sin duda, te ayudará a causar una buena impresión.

Pies – Por muy extraño que parezca, la verdad es que los pies generalmente apuntan siempre hacia donde quieres ir, pero ¿sabías que puedes sacar partido de ello? Sobre todo en los primeros contactos, así es mucho más fácil darse cuenta cuando el otro quiere salir, sin ser incómodo.

Contacto visual – Mantén el contacto visual durante toda la conversación puede llegar a ser muy embarazoso e intimidante. Así, durante la conversación, opta por mirar a los lados, afirmar con la cabeza o simplemente mirar lo que están hablando, en caso de que sea un documento, una estatua, el paisaje, etc. Lo ideal es que se mantenga un equilibrio, un intermedio que te haga parecer más fiable e interesado en la conversación; por ello, intercala mantener el contacto visual con mirar en otras direcciones; claro, sin nunca parecer aburrido o distraído, de lo contrario la otra persona creerá que no le prestas atención.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com