¿Cómo buscar empleo después de mucho tiempo desempleado?

En este nuevo escenario, los candidatos que están hace meses y hasta hace más de un año en busca de un reemplazo en el mercado de trabajo son más comunes de lo que piensas. Y los mismos reclutadores se encuentran más comprensivos al respecto. Así mismo, es importante tener en cuenta algunas cosas que pueden ayudar a destacar en el proceso selectivo; y en esta ocasión, te presentamos algunas de las más importantes.

Aprovecha el tiempo libre

En primer lugar, esfuérzate por usar su tiempo libre para hacer cosas productivas. Es importante que la persona esté conectada, en sintonía con las herramientas de red social profesional, que busque participar en eventos y ferias en su área con el fin de conocer nuevas personas, en fin, que mantenga la cabeza ocupada.

Una buena idea es utilizar el tiempo disponible para hacer cursos, mejorar y actualizar en algún tema de tu profesión. Si tienes algo de dinero de reserva, vale la pena invertir en educación. Si este no es el caso, no te preocupes. No es necesario buscar un curso caro, y hoy en día hay, incluso, opciones gratuitas; sobre todo vía online.

Busca cursos en línea de instituciones de renombre (la Universidad de Harvard, por ejemplo, tiene varios vídeos de clases y cursos disponibles a través de internet), charlas gratuitas, ferias y otros eventos. Además, aprovechar para aprender un nuevo idioma también es una buena idea.

En la entrevista

Uno de los miedos más comunes de los candidatos se relaciona con la siguiente pregunta: “¿Por qué tienes más de 10 meses sin trabajar?”. En primer lugar, es importante tener en mente que la mayoría de los reclutadores entiende la nueva realidad del mercado de trabajo.

Por ello, lo ideal es ser lo más auténtico posible. Existen varias razones para que un profesional esté fuera del mercado. Puede ser que la persona haya perdido su trabajo y esté tratando de reubicarse, pero todavía no ha conseguido una vacante, o ha tenido un hijo y prefirió quedarse un tiempo en casa antes de volver a trabajar, o decidió hacer un curso fuera del país, y cuando regresó no encontró una oportunidad. No obstante, lo peor es decir que no has hecho absolutamente nada al respecto (o darlo a entender).

Es importante dejar en claro lo que se ha hecho durante este tiempo. Si la persona dice que mandó su currículum a algunos lugares, pero no tuvo respuesta, y muestra que no tiene energía, que está asentada en esta situación, este profesional no será interesante para el reclutador.

Si la persona no parece estar muy bien, la empresa muchas veces tiene miedo de concretar la contratación. Por ello, aprovecha la entrevista para demostrar que no has perdido la energía y la esperanza. No entres en la sala si ya te sientes derrotado.

Cambia tu carrera

El momento de la transición es un momento muy importante para la reevaluación de tu carrera. Tal vez ya sea momento de darle un giro a tu vida profesional; para ello, pregúntate cuáles son tus objetivos y las herramientas con las que cuentas para conseguirlos.

No te desesperes (o no demuestres desesperación)

Las empresas están buscando a los mejores profesionales, no a los que más necesitan de un trabajo. Es preciso tener paciencia y controlar la ansiedad, algo sumamente importante para obtener un puesto.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com