Cómo responder de forma objetiva en una entrevista de trabajo

¿Cómo responder de forma objetiva en una entrevista de trabajo? Esto es de suma importancia, teniendo en cuenta que el posicionamiento del candidato en las respuestas también es evaluado durante la conversación

Durante una entrevista de trabajo, como todos sabemos, un candidato es cuestionado sobre diversos factores relacionados con sus experiencias profesionales y vivencias personales. Así, a  partir de las respuestas que ofrezca y de su comportamiento, los entrevistadores se darán una idea acerca de si se trata del profesional que se encontraban buscando.

Por más que esté compuesta por preguntas, una buena entrevista es aquella que puede ser llevada en forma de conversación; es decir, en donde tanto el reclutador como el profesional entrevistado puedan discutir el uno con el otro de manera natural y amena.

Para evaluar a un candidato de manera asertiva, el reclutador no puede hacer preguntas que estimulen sólo respuestas como “sí” o “no”; ya que, en realidad, este tipo de respuestas no permiten evaluar de la mejor manera a los candidatos. Los cuestionamientos deben animar al entrevistado a responder de manera completa y objetiva – para que el entrevistador pueda explorar su perfil profesional tanto como le sea posible.

CÓMO SER OBJETIVO

Ser objetivo es saber comunicarse de manera efectiva. En otras palabras, hace referencia a describir situaciones con exactitud, sin desviaciones de pensamientos y haciendo que el oyente entienda lo que se ha dicho.

¿Cómo responder de manera objetiva en una entrevista? Simple: a pesar de que la pregunta hecha por el entrevistador sólo permita respuestas como “sí” o “no”, busca complementar tu respuesta con experiencias o habilidades que sean interesantes para el reclutador; pero siempre que mantengan relación estrecha con la pregunta que se te ha hecho, de lo contrario parecerá que simplemente estás divagando o, incluso, que estás evitando responder de forma concisa al entrevistador.

Así mismo, es necesario tener cuidado para que la explicación no sea confusa o demasiado larga. Recuerda: ser objetivo no es hacer que la respuesta se desvíe mucho de lo que necesita ser dicho. Por este motivo, es preciso conocer, aclarar, informar, comunicar y convencer de manera sucinta.

Para ser efectivo, básicamente, es necesario saber responder bien a los puntos; ya que si respondes de manera confusa, nuestro discurso puede ser mal interpretado por el entrevistador. Saber hacer la conexión entre las preguntas realizadas con experiencias personales, es una actitud valorada en demasía por los reclutadores, ya que puede demostrar madurez y preparación para ingresar en el mercado de trabajo. Así como temple y tranquilidad para llevar la conversación por buen camino (además de facilidad de comunicación).

Una buena sugerencia para prepararse para una entrevista de trabajo es la de analizar a la empresa a la cual te postulas y los requisitos básicos del puesto y, después, relacionar lo que se descubrió con tus experiencias personales. Así, puedes tener en cuenta lo que necesitas para destacar y hablar cuando se te pregunte acerca de un tema determinado – evitando respuestas largas, confusas y muy poco objetivas.

 

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com