Conoce 4 razones para cursar una segunda carrera

¿Ya has cursado una carrera universitaria, pero el mercado de trabajo parece ser demasiado reducido? ¿Tienes interés por otra zona fuera de tu formación? Conoce los beneficios del ingreso en una segunda carrera.

La formación en el nivel superior es muy importante en términos de colocación profesional. El camino ya típico hace que buena parte de los estudiantes, al terminar sus cursos, salgan en busca de oportunidades o, bien, continúen con un posgrado o especialización en su área profesional.

Es importante destacar que existen otras opciones. Entre ellas, la de cursar una segunda carrera de licenciatura.

Muchas veces no hay buenas opciones en el mercado de trabajo para determinadas áreas, o puede ser que otro curso añada mucho a tu trabajo actual. Estés o no feliz con tu carrera de elección, puedes cosechar buenos frutos al elegir retomar los estudios. A continuación enumeramos algunas de las ventajas:

¿Por qué cursar una segunda carrera universitaria?

1. Más posibilidades de hacer una buena elección

Es muy probable que llegues sentir nostalgia al recordar tus días de universidad. Sin embargo, es común que hagamos la decisión de qué carrera seguir un tanto temprano en nuestras vidas. Tu versión de 17 años puede haber romantizado una visión sobre la carrera, haciendo con que eligieras algo que no tenía mucho que ver contigo.

Al optar por una segunda graduación, tendrás a tu favor unos buenos años de vivencia y experiencia – incluso profesional – que te ayudarán a elegir mejor.

2. Desarrollo profesional

Un profesional con dos formaciones tiene un potencial especial, contando con la ambivalencia en las áreas que estudió. Además, podrá reclamar promociones específicas y destacar dentro de los equipos en los que se encuentre trabajando, dando su aporte en diferentes aspectos.

3. Será un trayecto más sencillo

Puedes preguntar a quien ya ha pasado por esto: la vida universitaria es mucho más simple la segunda vez que se cursa. Ya conocerás bien la estructura de funcionamiento, los métodos de evaluación y los demás aspectos de las instituciones de educación superior. Además, se puede conseguir la equivalencia o aprovechamiento de los estudios, eliminando disciplinas que ya cursaste y disminuyendo el tiempo necesario para la conclusión.

4. Facilidades de reingresar

Muchas instituciones, públicas y privadas, ofrecen métodos de ingreso específicos para los poseedores de un diploma, ya formados. Así, podrás solicitar plazas en las universidades sin tener que realizar el examen de ingreso, por ejemplo. Entra en contacto con la oficina o sección de estudios de Posgrado de la universidad o facultad de tu interés.

¿Y… qué sucede con el posgrado?

Evidentemente, el cursar una segunda carrera universitaria no es el único camino a seguir, ni siquiera el mejor en cualquier situación. Por ello, siempre busca conocer los programas de postgrado y especialización de tu área profesional; ya que suelen ser una excelente opción para todos aquellos que cuentan con menos tiempo y pueden otorgar, en el ámbito profesional, una serie de diversos beneficios. Sólo piénsalo, tómate tu tiempo y decide.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies