¿Cuáles son las señales de que debes iniciar tu propio negocio?

Antes de tomar la decisión de dedicarte por completo a tu nuevo negocio, analiza si te encuentras preparado para dar este importante paso.

¿Has tenido una idea de negocio y te mueres de ganas de dejar tu trabajo para apostarlo todo por ella?

El profesor de emprendimiento de la Ibmec-MG, Juan Bonomo, cree que en algunos casos es mejor salir de un empleo estable cuanto antes; sin embargo, en la mayoría de los casos, es posible esperar un poco para que este proceso sea más organizado y, sobre todo, seguro. “En la vida real no es tan fácil apostar todo por nuestro sueño. Generalmente se recomienda a los emprendedores que tengan precaución antes de tomar la decisión de dedicarse por completo a su propio negocio”.

Los expertos señalan a continuación cuáles son los signos de que estás preparado para dejar de tener una remuneración fija por mes para iniciar con tu negocio:

1 — Se tiene una oportunidad de negocio

El asesor del Sebrae-SP, Wagner Antonio Jacometi, señala que una buena idea no necesariamente puede convertirse en una oportunidad de negocio, de hecho. “Una idea sólo se convierte en una oportunidad cuando identificamos que hay demanda para ella en el mercado, ya sea por experiencia propia o por medio de la observación”.

2 — Se realizó una búsqueda extensa

Identificada la oportunidad, es hora de recoger información acerca de cómo funciona el negocio, cuál es la perspectiva de los beneficios que ofrece, quiénes son los competidores y los posibles proveedores, etc. Esto ayuda a reducir riesgos.

3 — Se montó un plan de negocios

Es importante poner la idea en el papel antes de comenzar a ejecutarla. Para eso sirve el plan de negocios. “Este instrumento es como una brújula para tomar la decisión menos arriesgada en cada etapa del proyecto”, dice Wagner Jacometi, consultor del Sebrae-SP.

Para crearlo, es necesario responder a preguntas como ¿cuánto será necesario invertir?, ¿cuál será el capital inicial para echar a andar el negocio y cuánto deberás vender o ganar para pagar a tus proveedores y empleados. Otro dato importante que debe ser incluido en el plan es la tasa de retorno del negocio. “El emprendedor puede comparar el salario que recibe en la actualidad con esta perspectiva de ganancias”, afirma el consultor.

Resultado de imagen para idea de negocio

4 —Se han fijado metas y objetivos

Es prudente establecer metas racionales y tangibles, así como verificar su progreso todos los días, dice Bonomo, del Ibmec. “Siempre es mejor ser un poco pesimistas y no presuponer que si los competidores están siendo exitosos en el segmento, también tú lo serás”.

5 — Se hizo una prueba de mercado

Si es posible, antes de abrir el negocio, prueba el producto o servicio entre amigos y familiares. “Es una buena forma de medir la aceptación del negocio y hacer ajustes”, dijo Wagner del Sebrae-SP”. Sin embargo, la evaluación de un profesional no debe ser olvidada en este proceso.”Realiza la prueba también entre tu red profesional y tu propio entorno de trabajo.”

6 — Has guardado algo de dinero en el banco

Según el profesor Bonomo, del Ibmec, la cuestión financiera es la “parte más dolorosa” de la decisión. “La idea es buena, el mercado también; pero el emprendedor debe preguntarse: ¿tengo el capital suficiente hasta que el negocio madure?”

Lo ideal, dice, es acumular recursos para tener la condición de mantenerse durante un tiempo. “La definición del período de duración de la reserva financiera dependerá del grado de dependencia financiera. Por ejemplo, para aquellos que tienen un inmueble financiado, tal vez estos recursos han de ser mayores para evitar un descontrol de las finanzas.”

7 — ¿Sabes cuál es la mejor hora para dejar tu empleo?

Bonomo, del Ibmec-MG, señala que no hay un momento óptimo para tomar la decisión de dejar el trabajo y asumir el riesgo de tocar un nuevo negocio. A pesar de depender de cada caso, una clara señal de que es hora de dar el siguiente paso es cuando la gestión del nuevo negocio comienza a tomar tanto tiempo que comienza a interferir en nuestro trabajo fijo.

Otra señal de que es hora de concentrar esfuerzos en el proyecto de nuestro negocio, es cuando observamos signos de evolución. “El emprendedor puede empezar a recibir solicitudes, se observa un aumento en el interés de las personas por el producto o servicio, y se empieza a facturar”, ejemplifica.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com