¿Qué hacer en los 15 minutos antes de una entrevista de trabajo?

¿Quieres saber qué es lo mejor que puedes hacer en los 15 minutos que preceden a una entrevista de trabajo? A continuación damos algunos consejos importantes:

Llega temprano, pero no entres. Pocas cosas pueden ser más perjudiciales que llegar tarde a la entrevista, por lo que siempre se recomienda llegar con antelación. Sin embargo, si llegas mucho más temprano que el horario marcado, espera un poco en tu coche o en algún lugar cerca para que no parezca que estás poniendo presión en el entrevistador para comenzar el proceso antes de lo acordado. Lo ideal sería llegar con diez minutos de antelación.

Sé cortés con el personal y guardias de seguridad. Al entrar en la empresa, recuerda que debes ser amable con todos – recepcionista, seguridad, mesa de trabajo, o cualquier empleado con quien tengas contacto. El entrevistador, después de la entrevista, puede pedir que le informen cómo fue tu comportamiento y qué impresiones tuvieron de ti.

Decide qué información es más importante sobre ti. ¿Quieres ser recordado por tus habilidades de comunicación? ¿Por tus experiencias en la gestión? ¿Por el conocimiento de tu área profesional? Saber seleccionar algunas de las características más llamativas con las que quieres causar impacto en el entrevistador y hacer que te recuerden es una forma inteligente de abordar la entrevista.

Deja de ensayar. No utilices los últimos 15 minutos antes de la entrevista para continuar ensayando posibles respuestas. El exceso de preparación y ensayo puede resultar en una conversación forzada y nada auténtica. La preparación es importante, pero también es esencial recordar que la entrevista es una conversación y debe ocurrir de forma natural.

Respira. Esto te ayudará con el elemento más importante: mantener la calma. De acuerdo con uno de los consultores, contar tu respiración es una de las técnicas más inmediatas e impactantes para calmar los nervios. Simplemente mantén la atención en tu respiración y cuenta hasta diez. Repite el ejercicio tantas veces como sea necesario.

Presta atención a tu postura. Siéntate de forma recta mientras esperas el momento de ser llamado. Esto dará una buena primera impresión de ti.

No revises su buzón de voz, correo electrónico o redes sociales. Puedes terminar escuchando o leyendo algo que te deje ansioso, nervioso o enojado antes de la entrevista, o bien, puedes terminar perdiendo la concentración.

Revisa brevemente tus notas, pero no hagas ninguna investigación adicional. La búsqueda, la preparación y ensayo no deben efectuarse en los últimos 15 minutos – todo esto tiene que ser hecho con calma y con antelación. Pero si has tomado cualquier tipo de nota, este es un buen momento para revisarla.

Mira en un espejo. Busca un cuarto de baño para poder verte en el espejo y asegurarte de que todo está bien con tu apariencia. Es un buen momento para secarse el sudor de la cara y de las manos.

Piensa positivo. Puede parecer un cliché, pero tener pensamientos positivos y felices, que te ayuden a sonreír y a estar de buen humor, pueden ponerte en el estado de ánimo adecuado para la entrevista.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com