¿Quieres ser promovido? Trabaja tus competencias emocionales

Ser promovido no es fácil, no siempre basta con la competencia técnica y el compromiso arduo. A lo largo de la carrera profesional, las competencias emocionales van ganando cada vez más importancia. Por ejemplo, la competencia técnica no le servirá de nada si no es capaz de confiar en sus compañeros y trabajar en equipo.

En 2011, la Career Builder, una empresa de reclutamiento norteamericana, encuestó a casi 3 mil profesionales del área de los recursos humanos y descubrió que el 71% de los encuestados, al contratar a nuevos empleados, preferían la inteligencia emocional al coeficiente intelectual por encima de la media, y el 75% señalaron la propensión a la promoción de un colaborador con alta inteligencia emocional y el QI relativamente menor que en la situación contraria.

¿Ya te diste cuenta de la importancia de las habilidades personales? Por ello, no pierdas más tiempo y comienza a sumar puntos en tu puesto de trabajo, mediante la gestión de tus emociones bajo presión, escuchando y mostrando empatía con tus superiores y compañeros de trabajo. En caso de conflicto, es importante asumir la responsabilidad por tus errores y estar disponible a la opinión de los otros para resolver el problema. Al hacer esto, no sólo estarás garantizando el respeto de los otros, sino que también vas a estar contribuyendo a tu avance en la carrera.

Si necesitas mejorar tus competencias personales, conoce cinco soft skills que pueden ayudarte a desarrollar su inteligencia emocional. A continuación, te las presentamos:

1. Actitud positiva

La actitud positiva no sólo te va a ayudar de una manera netamente personal, sino que también vas a motivar a quienes te rodean. Los profesionales con esta actitud son más productivos y eficaces porque ponen todo el entusiasmo en su rendimiento para alcanzar metas y objetivos.

2. Capacidad de recuperación y resolución de problemas

Una más de las competencias emocionales apreciadas en los profesionales de hoy en día es la capacidad de recuperación y de resolución de problemas. No te enfoques en el problema, sino en la resolución. Es importante saber cómo lidiar con los obstáculos y los fracasos y encontrar estrategias para ganar y soluciones creativas, sin perder la motivación.

3. Capacidad para trabajar en equipo

Es importante saber comunicarse con los compañeros y tener espíritu de equipo para alcanzar resultados globales. Además, prácticamente todas las empresas, hoy en día, colocan a sus empleados en situaciones donde deben aprender a lidiar con sus compañeros para obtener mejores resultados.

4. Capacidad de organización y gestión de tiempo

Aprende a definir los objetivos y establecer prioridades, planificando tu tiempo de trabajo para lograr los resultados deseados. Escribir listas con las tareas diarias son de gran ayuda.

5. Flexibilidad

El mundo empresarial está en constante transformación; de ahí que buena parte de tu éxito profesional depende de tu preparación para adaptarse a nuevas realidades y proyectos. Así, arriésgate, avanza hacia los nuevos diseños con motivación y sin miedos. La flexibilidad, sin duda, te reportará buenos dividendos.

 

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com