Tu Facebook te puede eliminar de un proceso selectivo

En la era digital, donde las personas se mantienen conectadas todo el día, las empresas han comenzado a utilizar las redes sociales para evaluar si el candidato es apto o no para ingresar en una empresa.

LinkedIn, Twitter, Facebook, YouTube, Instagram: todo puede ser usado para verificar si los aspectos del comportamiento del profesional concuerdan con el perfil esperado por la organización contratante.

En el caso de LinkedIn, la red social profesional, los reclutadores pueden evaluar si la información es la misma que la contenida en el CV del candidato, pero, como contiene poca información personal, no es posible evaluar aspectos del comportamiento. Sin embargo, en las otras redes, consideradas de carácter personal, los candidatos deben estar más atentos en relación con el contenido que van a publicar.

Es un hecho que los reclutadores están atentos más precisamente al Facebook – la red más utilizada en todo el mundo. La plataforma pasó a ser vista como una herramienta de selección en los procesos selectivos. Por lo tanto, si estás participando de uno, es mejor comprobar cómo es que tu perfil puede ser visto a los ojos de los reclutadores.

La pregunta básica que todo candidato debe hacerse es: ¿si mi Facebook fuera mi currículum vitae, sería contratado para un puesto de trabajo? Es preciso tener sentido común a la hora de utilizar la red social, especialmente cuando te encuentras en la búsqueda de trabajo.

A partir de fotos compartidas, opiniones y comentarios, se puede verificar la conducta de un candidato. La forma como se comporta en internet no es diferente de su comportamiento presencial.

Pero, ¿y ahora qué? ¿No debo publicar nada?

¡Calma! Los reclutadores entienden que cada candidato tiene vida social y un posicionamiento ideológico diferente, por lo tanto, no borrarán a personas del proceso por los amigos que tienen, por ejemplo; los lugares que frecuentan o de las páginas que disfrutas en la red – a no ser que demuestren un comportamiento agresivo o intolerante.

Muchas veces, Facebook es verificado sólo para ver si los aspectos del comportamiento del candidato se encuentran alineados a los que la vacante está buscando. Por ello, tampoco debes hablar bien de todo y evitar críticas, y mucho menos restringirte a la hora de publicar algo – los reclutadores entienden que cada persona tiene una opinión. Sólo es necesario tener en cuenta lo que puede ser mal visto. Si estás entrando en una empresa, pero ya has publicado varias veces algo malo en relación a ella, ¿cómo creerán que tienes pasión por lo que haces?

Por eso, es necesario tener en cuenta, que no sólo los responsables de selección de personal pueden tener una imagen equivocada de ti a partir de su red social: cualquier usuario puede interpretarlo de manera equivocada.

Observamos, constantemente, personas y empresas, siendo juzgadas por los usuarios, que han interpretado de forma negativa algunos de sus contenidos. Por ello, piensa dos veces antes de publicar algo; intenta entender cómo puede interferir con tu vida profesional y personal.

Leave a Reply

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com